miércoles, 3 de junio de 2015

Dosmilcuatrocientas flores, la cartografía geodésica de una abeja y su recorrido


Si aún no has pensado en la distancia, Te digo; dosmilcruatrocientas flores este día he recorrido. y hay minutos en que las flores tal cual como un telón que de años expuesto al  sol, como una retina vieja se descorre. Y doy gracias por que ante todo fuimos humildes, y no cuestionamos la interdependencia básica que manteníamos con las flores, es un tesoro o quizá un don que una abeja como yo pueda comprender de otra forma los colores. pienso que algo de relación debe tener esta vibración que tengo, esa musicalidad particular que a cada flor entrego, A modo de perfección, nos esmeramos en separar los colores del blanco y el negro.  como si un sentido se abriera, o a costa de mucho trabajo dos se juntasen, fuimos felices y lloramos cuando en un panal danzamos el recorrido que nos llevó a componer esta sinfonía y que no importó lo que dejaste, en los viajes en que te regocijaste otorgándole un zumbido, un quehacer al que reaccionó tu cuerpo cuando te viste sola y matando el tiempo. Que mas me iba a tomar si ante mi una salvajería que con los años fue siendo mas generosa lenguado en mi la imposibilidad arrítmica de no tener un numero preciso que contenga la infinitud. No sería capaz de afectarte, ni mucho menos de enseñarte lo importante del conocimiento de aquellas tonalidades., de alguna forma sofisticamos lo que para ustedes es básico, Lo que para nosotras fue una pieza maestra, para ustedes solo fue sentarse y considerar aburrida la contemplación de un un campo, que en su precaria evolución humana, lo comúnmente primero, fue definir como regla en que todos los campos han de ser verdes. 

No hay comentarios:

Bjork Albums

debutposthomogenicselmsongsvespertine greatest hitsmedulladrawing restraint 9volta